Yoga y Salud

Yoga y Salud
Por Oscar Legarreta
 
En la actualidad es difícil hablar de salud integral sin tomar en cuenta el yoga. Recientemente tuve la oportunidad de participar en un taller de medicina orto molecular
 
y anti envejecimiento, al termino del mismo, la persona que lo impartió cerró con un dicho comúnmente utilizado en España y me pareció simpático y elocuente: “mucho trato, poco plato y gasta las suelas de tu zapato”
 
Este dicho resume el material de este taller y obviamente se refiere a la importancia de mantener contacto humano, comer con moderación y hacer ejercicio. Hablemos un poco del yoga como herramienta valiosa para mantener o recuperar la salud; aunque no se le considera como deporte, sí es una disciplina milenaria
que, además de ejercicio físico, aporta múltiples beneficios de manera integral.
 
El yoga es una práctica que involucra mente y cuerpo, tiene sus orígenes en las antiguas filosofías indias, que como otras prácticas meditativas, tenían su enfoque en la salud. Existen varios estilos de yoga que típicamente combinan posturas físicas (que probablemente es lo primero que nos motiva a practicar yoga), técnicas de respiración y meditación o relajación.
 
Ahora, gracias a estudios hechos a gente con problemas crónicos de espalda, es bien conocido que algunas posturas de yoga cuidadosamente adaptadas, ayudan a
reducir el dolor y mejoran la función articular y muscular.
 
Son múltiples los beneficios que se obtienen con esta práctica pero mencionaré sólo algunos pocos; La reducción de la presión arterial, baja del ritmo cardíaco,
alivia ansiedad y depresión, regula función adrenal y la de otras glándulas, estimula órganos involucrados en la digestión para mejorarla, regula la perístasis,
ayuda a controlar el nivel de azúcar en sangre, mejora el balance, ayuda a dormir mejor, estimula el sistema inmunológico, contribuye a la paz mental, ayuda a
mejorar el autoestima, da fuerza interior y además beneficia el tejido conectivo.
 
¿Se escucha como la panacea para todos los males? Obviamente que no es así, esto aún no existe, sin embargo es claro que el yoga aporta beneficios indiscutibles
para aquellos que la practican, aunque como en todo, hay que tener en cuenta ciertas consideraciones:
 
Si te decides a practicar yoga:
* Considera que ésta no sustituye el cuidado médico.
* Si tienes alguna condición médica, consúltalo antes de empezar a practicar.
* Busca una sala de yoga reconocida con maestros certificados.
* Selecciona el tipo de yoga que quieres practicar, después irás teniendo la oportunidad de familiarizarte con diferentes estilos.
 
Estos son solo algunos aspectos que vale la pena tener en cuenta antes de empezar tu práctica.
 
Namasté

Artículos relacionados

Cron Job Starts