Yoga y Sexualidad

Yoga y Sexualidad
Por Nirà Yoga
 
Sentirse bien va mas allá de dormir a tus horas, realizar ejercicio o comer bien. También tiene que ver con el grado de energía que mantienes a lo largo del día y porque no, con el grado de satisfacción personal en el ámbito sexual. La practica de yoga se ha relacionado con muchos aspectos de la salud, se reconoce que mejora la capacidad de concentrarse, de relajarse, de ser mas flexibles y de sentirse más en paz. Aunque a primera impresión no lo parezca estas características favorecen el desempeño de nuestra sexualidad.
 
Se ha demostrado que la práctica de asanas o posturas permite que las personas se conecten con su cuerpo. Entre los beneficios tenemos la regulación de la presión sanguínea, la armonización de la actividad del sistema urogenital, se fortalece el sistema músculo esquelético promoviendo la vitalidad, gracias al trabajo conjunto con la respiración. Esto permite que los practicantes experimenten mayor confianza y consciencia corporal.
 
En un artículo de The Journal of Sexual Medicine se muestra que la práctica de yoga puede mejorar las funciones sexuales en cuanto al deseo, excitación y orgasmo. En el estudio, se les dio a los participantes 22 posturas de yoga relacionadas al trabajo de los músculos abdominales, el piso pélvico, la digestión y el adecuado movimiento de las articulaciones.
 
Después de 12 semanas cerca del 75% de las mujeres reportaron sentirse más satisfechas con su vida sexual después de haber realizado el entrenamiento.
 
Practicar yoga requiere que la persona esté en el presente, aprendiendo a dejar de lado las distracciones y así entregarse a lo que sucede en el momento, condiciones muy similares a las requeridas en el acto sexual.
 
Si agregamos que las posturas promueven la sensibilidad y el dominio de áreas del cuerpo como el abdomen, la cadera, las ingles, el piso pélvico, el perineo aunado a la regulación de la respiración, que impulsa el control de los movimientos permitiendo no solo mejorar el desempeño, sino hasta evitar problemas frecuentes entre los varones como la eyaculación precoz y la disfunción eréctil, o bien permitiendo en las mujeres los orgasmos múltiples.
 
Otra ventaja representativa es el rango de movimiento conseguido gracias a la flexibilidad que da la práctica. Las posturas de yoga trabajan el adecuado alineamiento del cuerpo junto con el dinamismo y soltura de las articulaciones, además de incitar los movimientos suaves y la respiración rítmica.
 
La respiración como piedra angular de la salud y el orgasmo.
 
La vitalidad depende de la oxigenación celular, sin ésta no puede darse el intercambio saludable de nutrientes esencial para el adecuado funcionamiento de todo nuestro sistema. Durante el orgasmo el cuerpo sufre una tensión especial en el momento crucial acompañada de una respiración profunda. El cuerpo envía sangre a los órganos sexuales de tal modo que se experimenta una sensación poderosa única en su género. Practicas regulares de ejercicios de respiración otorgan sentimientos de bienestar y son auxiliares en diversos procesos fisiológicos como el alumbramiento, el enfrentar situaciones difíciles, la relajación profunda y el placer.
 
Las posturas promueven la sensibilidad y el dominio de áreas del cuerpo aunado a la regulación de la respiración que impulsa el control de los movimientos permitiendo mejorar el desempeño y evitar problemas
 
El rango de movimiento conseguido gracias a la flexibilidad que da la práctica, enriquece el rendimiento. La vitalidad es esencial para sentirte bien y ésta depende de la oxigenación celular que se logra gracias a una respiración adecuada.
 
Dejar de lado las distracciones y entregarse a lo que sucede en el momento,
son condiciones promovidas en el yoga y son muy similares a las
requeridas en el acto sexual.

Artículos relacionados

Cron Job Starts